sábado, 26 de julio de 2008

Aportes de la Web 2.0.


El gran aporte de la Web 2.0 tiene que ver con poder formar una empresa mas abierta, colaborativa, donde no solamente la comunicación dentro de la empresa se robustece, sino también con otras empresas socias, proveedoras y hasta con el mismo consumidor.
Sin dudas estas técnicas son de difícil aplicación en aquellas empresas que se basan en viejas culturas mezquinas, de ocultamiento del conocimiento que dominan, donde el crecimiento no se da sobre la base del propio talento, sino sobre el cuidado del status quo impuesto.
Es importante que las empresas puedan adaptar su cultura a aquellas formas de comunicación y de creación de valor que hoy podemos ver en internet. Esas formas en la que se comunican los llamados nativos digitales, es la que en el futuro se dará naturalmente en la economía digital.
Veamos a continuación, cual es la visión que tiene Tim O’Reilly respecto a las competencias claves que deben tener las empresas 2.0.
• Poseer Control sobre fuentes de datos únicos y difíciles de replicar que se enriquezcan a medida que más gente las utilice.
Hoy en día, en las empresas un recurso clave es el activo que poseen en sus bases de datos donde, dependiendo de la escala, sustentan la mayoría de sus negocios. Hoy se plantea la disyuntiva de qué tiene más fuerza, si aquellos que tienen la aplicación o los que tienen los datos.
Muchas de las aplicaciones o paginas que existen tratan de generar tráfico pero captando los datos claves de los visitantes como localización, identidad, agenda de acontecimientos públicos, identificadores de productos y espacios de nombres. Lo mejor de todo esto es que dicha base se construye con la filosofía de la web 2.0, por los usuarios y colaborativamente. Cada vez más las aplicaciones se basan en los datos para obtener ventajas competitivas siendo dueño de una fuente de datos difícil de reproducir. Ejemplos son EVDB que tiene una agenda de eventos globales por ciudades al estilo Wiki.
O’Really piensa que aquellas empresas que alcancen una masa crítica a través de la agregación de usuarios pueda convertir esa agregación en servicios.
Se ve también en lo que explica O’Really que existe la tendencia relacionada con la Free Data, parafraseando al Free Software que emergió como contrasentido al software propietario. Casos de estos son Wikipedia, Creative Commons, Greasemonkey, etc.
• Aprovechar la Inteligencia colectiva. Aquí donde debemos nombrar a otra vez a Wikipedia. Si bien es verdad que solo un pequeño grupo de usuarios tomarán la iniciativa de participar, la empresa deberá promover la participación tanto de usuarios como de clientes mediante parámetros incluyentes y quizá para la obtención de los datos claves que hablábamos antes, como efecto colateral del uso de la aplicación.
• Aprovechamiento de la inteligencia colectiva. Dando acceso tanto a empleados como a clientes se puede, como se ha dicho, construir nuevos productos, o mejorar los existentes sobre la base de las experiencias de usuarios.
Otra vez el ejemplo es Wikipedia. El crecimiento en valor de Wikipedia se da a medida que más masa crítica colabora para ello.
• Sacar partido de la larga cola (the long tail) mediante el autoservicio del cliente. Dado que los sitios web pequeños conforman la gran mayoría del contenido de internet, los nichos reducidos constituyen la gran mayoría de las posibles aplicaciones de internet.
• Software no limitado a un solo dispositivo. Ya hoy la pc no es el único dispositivo de acceso a internet. Es importante diseñar aplicaciones que integren servicios a través de dispositivos portátiles, pc’s y servidores de internet. Es por eso que a medida que más y más dispositivos se conecten a la nueva plataforma. ¿Qué aplicaciones se hacen posibles cuando nuestros teléfonos y nuestros coches no consumen datos sino que los proporcionan? La supervisión del tráfico en tiempo real, los flash mobs (grupos de gente que se reúnen de improviso en un sitio público para llevar a cabo un acto inusual o significativo y luego se dispersan), y el periodismo ciudadano son solamente algunas de las primeras señales de aviso acerca de las capacidades de la nueva plataforma.
• El movimiento del P2P, adopta el enfoque radical de la descentralización del Internet. Cada cliente es también un servidor; los archivos están subdivididos en fragmentos que se pueden servir desde múltiples localizaciones, aprovechando de forma transparente la red de los individuos que se están descargando archivos para proporcionar tanto ancho de banda como datos a otros usuarios. De hecho, cuanto más popular es el archivo, más rápidamente se descarga, puesto que hay más usuarios que proporcionan ancho de banda y fragmentos del archivo completo. BitTorrent demostró así un principio dominante de la Web 2.0: el servicio mejora automáticamente cuanta más gente lo use.
• Sitios como del.icio.us y Flickr, han promovido el concepto 'folksonomy'(en contraste con la taxonomía), un estilo de clasificación colaborativa de sitios usando palabras claves libremente elegidas, a menudo denominadas etiquetas (tags). El marcado con etiquetas permite la clase de asociaciones múltiples, y solapadas que el propio cerebro humano utiliza, en lugar de categorías rígidas. En el ejemplo canónico, una foto de Flickr de un cachorro puede ser marcada con la etiqueta tanto 'cachorro' como 'lindo' – permitiendo la recuperación siguiendo los mismos ejes naturales generados por la actividad del usuario.
• Gran parte de la infraestructura de la web (incluyendo Linux, Apache, MySQL, y Perl, PHP, o el código de Python incluido en la mayoría de los servidores web) confía en los métodos de producción entre pares ('peer-production') del software abierto, en sí mismo un ejemplo de inteligencia colectiva y habilitadora por la red. Hay más de 100.000 proyectos de software abierto listados en SourceForge.net. Cualquier persona puede agregar un proyecto, cualquier persona puede descargarse y utilizar el código, y los nuevos proyectos emigran de los extremos al centro como resultado de ser puestos en funcionamiento por los usuarios, un proceso orgánico de adopción del software que se basa casi enteramente en el marketing viral.
• La arquitectura de Internet, y de la World Wide Web, así como los proyectos de software abierto como Linux, Apache, y Perl, es tal que los usuarios que persiguen sus propios intereses generan valor colectivo como subproducto automático. Cada uno de estos proyectos tiene un núcleo pequeño, mecanismos de extensión bien definidos, y una aproximación que permite que cualquier persona agregue cualquier componente que demuestre un buen comportamiento, haciendo crecer las capas externas de lo que Larry Wall, el creador del Perl, denomina 'la cebolla' ('the onion'). En otras palabras, estas tecnologías presentan externalidades de red, simplemente por la manera en que se han diseñado.
• O’Really piensa que en los años próximos, se verán batallas entre los suministradores de los datos y los proveedores de aplicaciones, cuando ambos se den cuenta de lo importantes que serán ciertas clases de datos que se convertirán en los componentes básicos de las aplicaciones de la Web 2.0.
• Es claro que en un escenario donde la participación de cada usuario es activa, la competición se centra en poseer ciertas clases de datos clave: localización, identidad, agenda de acontecimientos públicos, identificadores de producto y espacios de nombres. En muchos casos, cuando crear los datos supone un coste significativo, puede existir una oportunidad para aplicar un juego del estilo "Intel Inside", con una única fuente para los datos. En otros, el ganador será la compañía que alcance antes una masa crítica mediante la agregación de usuarios, y convierta esa agregación de datos en un sistema de servicios.
O’Really deja varias lecciones y recomendaciones significativas:
1. Apoyar los modelos de programación ligeros que permiten sistemas débilmente acoplados. La complejidad de la pila de los web services apoyados por las corporaciones se diseña para permitir un fuerte acoplamiento entre las partes. Aunque esto es necesario en muchos casos, muchas de las aplicaciones más interesantes pueden ciertamente continuar siendo débilmente acopladas, e incluso frágiles. ¡La mentalidad de la Web 2.0 es muy diferente de la mentalidad tradicional de las TI (Tecnologías de la Información)!
2. Pensar en sindicación, no en coordinación. Los web services simples, como RSS y aquellos web services basados en REST, tratan de la sindicación de datos hacia el exterior, sin controlar lo que sucede cuando llegan al otro extremo de la conexión. Esta idea es inherente a Internet en sí misma, un reflejo de lo que se conoce como el principio extremo a extremo (end-to-end ).
3. Diseñar para ser 'hackeados' y 'remezclados'. Los sistemas como la web original, RSS, y AJAX tienen algo en común: las barreras para su reutilización son extremadamente bajas. Gran parte del software útil es realmente software abierto, pero incluso cuando no lo es, hay poca protección de la propiedad intelectual. La opción del navegador web 'Ver código fuente' ('View Source') hizo posible que cualquier usuario copiara la página web de cualquier otro usuario; RSS fue diseñado para permitir al usuario visualizar el contenido que quiera y cuando lo desee, no según lo que dicte el proveedor de información; los web services más exitosos son los que han sido más fáciles de llevar en nuevas direcciones inimaginables para sus creadores. La frase 'algunos derechos reservados' ('some rights reserved') que fue popularizada por Creative Commons como contraste a la frase más típica 'todos los derechos reservados' ('all rights reserved'), es un indicador útil.
Gary Matuszak expresa en su artículo “Enterprise 2.0: Fad or Future” los aspectos en los que puede ayudar estas nuevas tecnologías a la web 2.0.
• Knowledge management. Mediante la producción de documentos en forma colaborativa o demás trabajos en equipo o con clientes o socios. Herramientas tales como blogs o wikis permitirá a los miembros de un equipo aportar conocimientos tanto a la audiencia interna, a clientes específicos o al público en general.
Algunas empresas que ya utilizan estas herramientas con estos fines son IBM, Nokia, Microsoft, Intel, Western States Intelligence Network, StudioDell, etc
• Resolución de problemas. Con la idea que dos cabezas piensan más que una, puesta en gran escala. Ciertas empresas e instituciones están experimentando las capacidades de la inteligencia colectiva para la resolución de obstáculos o problemas.
Una de las implementaciones puede ser tener una “War Room” donde se cuente con información relevante que tenga una gran frecuencia de actualización. La agencia de inteligencia de Defensa de EEUU cuenta con un Wiki interno llamado “Intellipedia” que ayuda a analizar amenazas de seguridad. Con esto, en casos donde hay que reunir información desde distintos puntos del país o del mundo se evitan pérdidas de tiempo en reuniones cara a cara, viajes, etc.
Los Wikis también son un muy buen recurso para conectar expertos con quienes necesitan ayuda. Dell utiliza un blog (DIrect2Dell) para responder a cerca de sus ordenadores XPS700.
• Innovación. Una de las más importantes aplicaciones es la aplicada a la innovación. Esta es la que lleva mayor esfuerzo en las investigaciones y desarrollos con equipos que trabajan en secreto. Sin embargo algunas empresas piensan que pueden tercerizar esta tarea, llevándola a cabo mediante medios online. Esto será posible siempre y cuando puedan retener las patentes por la propiedad intelectual.
Muchas empresas empezaron a utilizar InnoCentive , un sitio que junta las empresas y los científicos, para ayudar a encontrar soluciones.
• Colaboración. Un ejemplo de este aspecto es los jams de innovación que hace IBM en donde cientos de empleados participan en chatrooms donde el objetivo es discutir sobre ideas emergentes que puedan generar negocios en el futuro. Así lo expresa Samuel Palmisano, CEO de la empresa quien confía que las opiniones de los 100000 empleados de IBM puedan generar nuevas ideas de negocios que puedan plasmarse en la empresa.